De lo más básico a un servicio en plenas funciones

Un eEvid esencialmente prueba el contenido de un email y su entrega. Nada más y así de simple. Sin embargo, incluye algunos complementos que deberías conocer para entender mejor el servicio y su potencial.
 

Características y funciones clave comunes a todas las licencias

  • eEvidence no puede ni va a certificar que un email ha sido efectivamente leído. Ningún servicio puede.
  • Para certificarlo, simplemente envías tus emails desde donde lo haces normalmente. No existe ninguna plataforma web implicada en el proceso de certificación.
  • Está disponible para cualquier email saliente, da lo mismo cómo y desde dónde se envíe.
  • Los destinatarios reciben tu email en la forma usual, no un aviso enviado por nosotros; no es necesaria su intervención ni conocimiento para que el proceso tenga éxito.
  • Envía tu email y en segundos recibirás su certificado.
  • No es obligatorio mantener copia de tus emails y archivos en nuestros sistemas. Nuestras funciones de backup están pensadas únicamente para proporcionar mayor seguridad.
  • Cada email enviado puede tener un tamaño de hasta 50 MB e incluir múltiples destinatarios.    
  • Cualquier email puede ser certificado, como también cualquier adjunto.
  • Área privada de usuario con gestión de cuenta e historial de tráfico.
  • El proceso de generación de la evidencia se basa exclusivamente en estándares tecnológicos y de Internet aceptados globalmente, lo que desde una perspectiva técnica lo cualifica como evidencia irrefutable en todo el mundo.
  • Extremadamente fácil de incorporar a cualquier flujo de trabajo empresarial que implique procesos email.
     

Cumpliendo con estándares universales

Dentro del método eEvidence, pendiente de patente, no hay nada que puede ser calificado como no estándar. Esta es la clave de la incuestionabilidad mundial de un eEvid, independientemente de consideraciones jurídicas territoriales.
 

  • Los emails y archivos se envían a eEvidence y se entregan a los destinatarios siguiendo el estándar SMTP para transmisiones email, el mismo estándar que ya utilizas ahora.
  • El wildcard ".eevid.com" que utilizamos para que dirijas tus emails a través nuestro, y luego hasta el destinatario, está plenamente soportado por los estándares DNS.
  • Usamos la función de criptografía hash SHA-256 estándar para obtener las huellas digitales de los emails y archivos. Las huellas pueden verificarse en innumerables sitios web públicos.
  • Todos los documentos de certificación eEvidence se generan como archivos PDF comunes, el estándar para documentos con firma digital.
  • eEvidence utiliza el algoritmo de hash seguro SHA-1 para firmar digitalmente todos los PDF de certificación. Este es el más comunmente utilizado de entre las funciones SHA.
  • Se usa un sello de tiempo proporcionado por una Time Stamp Authority para poner fecha digital e inequívoca a cada archivo de certificación.


 

 

 

Distribuido por: SISPRO

Este sitio web utiliza  cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios según sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede saber más sobre nuestra política de cookies aquí.

Acepto